RETIRA POR BENAVIDEZ, EN EFECTIVO 10% OFF

Germinar una semilla fue lo que me capturo del mundo de la jardinería, tan intensamente que abandone mi trabajo para dedicarme a este gran amor. No fue fácil el cambio, pero fue tan fuerte, que no tuve opción, de ahí mi creencia de que las plantas “nos eligen” para que las cuidemos =>  lavada de manos olímpica para cuando alguien sorprendido me cuestionaba como era posible semejante decisión, “yo no fui!, ellas me eligieron” respuesta sostenida con suma solemnidad. 

 

Torture mi primer almacigo, mirándolo a diario, a cada hora y a veces mas seguido también . Pasaban los días y la frustración aumentaba, el cuidado que le estaba dando era casi quirúrgico y nada! Hoy tenemos un trato mas ameno, yo las cuido de manera no obsesiva pero si constante y ellas germinan! Ja Cuestión del cuento, cuando ya me empezaba a desilusionar, cuando la idea de abandonar ese almacigo se presentaba mas seguido en mi cabeza, cuando casi casi casi no termina siendo esta mi vida, la vi! Se asomaba de la tierra un ser verde que aun hoy recuerdo y me emociona. Lo que se siente….inexplicable, solo aquellas que lo han vivido saben de lo que estoy hablando! Que es?? Magia, fuerza, energía, la explosión de la vida contendida en algo tan pequeño!!!!?????

 

Después de esta primera experiencia me hice fanática de la flor un poquito mas difícil de conseguir, sembré en mi jardín las variedades mas lindas que jamás se me hubieran ocurrido que existían, me maraville con cada brote, con cada pimpollo , con cada flor.

Algunas mas fáciles de germinar “las sale o sale”  , otras mas difíciles “las complicaditas” (pero que sin duda son los desafíos mas emocionantes)  y hubo veces que fracase mas de una vez hasta lograr la germinación, esto es así, hay muchos factores a tener en cuenta y cada “error” fue para mi un “acierto” , porque entonces a través de esa experiencia pude aprender lo que No se hacia y eso es mucho!!

 

De todo este éxtasis vegetal que viví, aparecieron ellas, las jardineras, las compañeras desconocidas de esta aventura que buscan cual detective donde encontrar “esa” planta que tanto quieren, ahora yo desarrolle ese don también y así fue que  tantas comenzaron a pedirme que termine por organizar las semillas de La Flor Azul en este catalogo, que espero les sirva a todas, no solo para conseguir esa especie o variedad que andan necesitando, porque las jardineras sabemos que no es “ que queremos” es “que necesitamos” ja,  sino también como lugar para recurrir en busca de información. De a poco y con paciencia espero ir ampliándoles y compartiendo lo que aprendí en estos años dedica a mi origen, la jardinería!

 

ATENCION! Hacer plantas en un camino de ida y espero que disfrutes con la experiencia tanto como yo y estés atenta porque ellas tienen mucho mas que lo obvio para enseñarte!!!

 

Paquita